google.com, pub-4699229853675998, DIRECT, f08c47fec0942fa0

¿Cómo escribir una historia de detectives?

Historias llenas de suspenso y acertijos, la escritura de ficción sobre crímenes debe capturar al lector lo suficiente para que quiera cambiar la pagina y no parar hasta el final.


Las historias de detectives tienen en común que la trama siempre es sobre un personaje principal, el detective, que quiere resolver un caso de homicidio y solo tiene determinado tiempo para llevar al responsable ante la justicia. Casi siempre se cuentan desde el punto de vista del detective.



Hay elementos básicos que debe tener este tipo de novelas que son:


Un crimen

Este será el motivo principal que impulsara la historia por lo que debe ser bastante interesante, que parezca que no se puede resolver, de esa manera el lector querrá seguir cambiando de pagina hasta saber como fue que pasó. No siempre se tiene que tratar de un asesinato, también puede ser la desaparición de alguien, un robo, varios asesinatos, etc.


Un detective

El personaje principal. El que resolverá el caso o los casos si estas pensando en usarlo en varias historias. Uno de los personajes mas difícil de desarrollar ya que, como escritor querrás que tu detective sobresalga entre los otros detectives famosos que existen. Hay que saber desarrollar perfectamente este perfil, conocer a fondo cada detalle de su personalidad para que nuestra historia se sepa adaptar y el lector se sienta cómodo siguiendo a este personaje a través de la historia.


Personajes que serán sospechosos

Este tipo de personajes suelen ayudar en la historia a distraer la atención del lector y del detective del verdadero culpable. Deben tener cuartadas frágiles o antecedentes que los hagan quedar como mentirosos. Sin este tipo de personajes es muy difícil que la historia sea entretenida porque los mas interesante de este género es cuando descubres que el asesino es el ultimo personaje del que sospechaste.


El lugar

Cuando ambientas tu historia el lector se sentirá mas atrapado si cree que realmente pasó. El escoger una ubicación es sumamente importante, hacer que el lector crea que se encuentra en la historia cuando llega a ir a esas calles e imagina cada escena de tu novela.


Personajes principales que no son el detective

Claramente, si tienen un crimen debe existir un responsable, este perfil de personaje debe ser tan memorable como el del detective. Dale motivos reales a tu criminal y no solo pongas que realizo el crimen porque sí.

Para agregar tensión a la historia puedes agregar un personaje que quiera impedir que el caso se resuelva y le haga la vida imposible al detective.


Consejos


La motivación que le des al culpable es muy importante, no puedes poner a un asesino en serie que mata solo porque se siente solo o porque no sabe que más hacer, deber darle motivos fuertes que se crean.


Cuando el detective este resolviendo el caso pregúntate si así lo resolverían en la vida real, investiga como se interroga a las personas, cómo se empieza a desarrollar la investigación, que tipos de policías ayudan, entre mas a fondo investigues mas real se sentirá tu historia.


Como escritos has que el detective se vuelva loco creyendo que es un crimen imposible de resolver, ponle demasiados obstáculos en el camino, no se lo hagas fácil.


Recuerda que una de las reglas de Pixar sobre escritura dice que amamos mas a un personaje por lo que recorre que por lo que logra, después de todo el suspenso que le provocaste a tu lector lo mínimo que debes hacer es dar un final digno, no puedes hacer que el caso se resuelva casualmente o que los personajes no se hayan esforzado.



 

©2020 por Escritos Por La Tarde.